El ‘tercer espacio’, una nueva oportunidad de negocio

martes, 22 de septiembre de 2020

El ‘tercer espacio’, una nueva oportunidad de negocio

El origen del concepto ‘tercer espacio’ se concebía como un espacio mental para distinguir el primer lugar, el propio hogar, y el segundo lugar, el trabajo. De modo que el tercero era el espacio complementario dedicado a la vida social y la interacción de una comunidad para la creación y difusión de ideas sobre cualquier temática de interés (cultural, informática, de cocina, entre otros).

Este concepto con los años se ha ido evolucionando y adaptando a los tiempos de ahora. Podemos decir que estos teceros espacios se han encontrado en bibliotecas, centros sociales y/o modelos de cafeterías workcoffee como Starbucks, que es el precedente de la actual concepción de ‘tercer espacio’.

Hoy en día con la digitalización practicamente no se hace distinición del espacio físico y digital. Esto ha hecho que la interacción meramente social sea mucho más constante ya que estamos completamente interconectados y, por lo tanto, haya menos necesidad de búsqueda de un espacio físico para interectuar y compartir ideas.

Por lo que el tercer espacio actualmente ha empezado a tener sentido como zonas tranquilas y acogerdoras para trabajar en equipo o solo, imprescindible con conexión wifi y con una cocina dónde poder preparar café y comer.

Con la pandemia, muchos trabajadores han encontrado dificultades de espacios en casa para poder trabajar. Esto ha sido un gran acelerador de la búsqueda de los nuevos ‘terceros espacios’ y lo seguirá siendo con las nuevas tendencias profesionales de teletrabajo y jornadas flexibles. Asimismo ha sido una gran oportunidad de negocio para algunas empresas importantes del sector turístico y el alquiler vacacional que necesitan generar ingresos mientras no se recupera el volumen habitual de viajeros.

Airbnb, por ejemplo, está utilizando Airbnb for Work para facilitar a las empresas y trabajadores tres tipos de espacios. El primero, alojamiento para pernoctar. El segundo, experiencias de team-building. El último, espacios de trabajo creativos, tranquilos y con conexión wifi orientados tanto al trabajador individual como a los equipos de trabajo que necesitan zonas de reunión.

Los gestores de propiedades pueden aprovechar esta oportunidad para ofrecer algunos de sus espacios para este fin. Las opciones para tener este tipo de espacios pueden ser infinitas. De hecho, algunos hoteles estan ofreciendo sus habitaciones como oficinas durante el día y como alojamiento para dormir de noche. Les llaman los ‘hoteles híbridos’ y es una manera de no tener que reconvertir algunos de los apartamentos o habitaciones en espacios únicamente de trabajo o de dormir. Habilitando la habitación en un lugar flexible para ambas cosas da la oportunidad de poder diversificar el producto ofrecido, adaptarlo a la demanda actual y aumentar los ingresos ya que una misma habitación se alquilaría dos veces al día. Como extra, permite poder sobrevivir en los tiempos de estancamiento que está viviendo actualmente el turismo de ocio.

En conclusión, el surgimiento de los ‘terceros espacios’ es una nueva oportunidad de negocio para el sector del alquiler vacacional no solo por la creciente demanda que se está generando con los nuevos hábitos de trabajo sino también como estrategia de diversificación del producto de un alojamiento.


¿Quieres más información?

Regístrate para una prueba gratuita de 30 días y empieza a explorar el poder del PMS de Icnea.

Pide una demo
demo icnea pms